Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Nuestra selección mereció más

blog peru arg.jpg

En estas dos últimas fechas de las eliminatorias mundialitas jugadas entre el 7 y el 11 de Setiembre, nuestra selección cosechó cuatro de los seis puntos en disputa, que en rigor a la verdad, las unidades debieron ser las seis, pues esta selección Argentina, sobre valorada, que nos visitó y que no juega a nada, la sacó barata en el partido del Martes pasado.

Con un Lionel Messi (10) desaparecido, que en sus seis últimos partidos jugados - tanto por su selección como en el FC Barcelona - está jugando en forma muy individual y que además, fue muy bien marcado por los nuestros, por el gran planteamiento de juego de Sergio Markarián y el gran trabajo de sus jugadores, que merecieron la victoria, que por lo visto en el campo de juego hubiera sido justiciera.

 

Los siete puntos que el Perú acumula en la tabla de posiciones, luego de ocho jornadas que ya van de las eliminatorias mundialistas Brasil 2014, me parece que no están de acuerdo al rendimiento mostrado en el terreno de juego, aunque con falencias, esta selección por el juego desplegado, merece un mejor puntaje y por ende una mejor ubicación en estas eliminatorias.

 

La victoria conseguida por Venezuela en Asunción derrotando por 0 a 2 a los dueños de casa, amerita aún más la lograda por el combinado bicolor en Lima, cuando un inspirado Farfán, con dos goles, volteó al partido de la semana pasada contra los llaneros, para ganar por 2 a 1, luego que nuestra selección jugara un primer tiempo para el olvido.

 

En ese encuentro Markarian insistió en el 4-4-1-1, de la mayoría de encuentros anteriores.

 

Sus volantes centrales Ramírez (20) y Cruzado (8) no marcan y como quedan muy lejos de sus atacantes, recurren mucho al pelotazo, lo que influye en Pizarro (14) o Guerrero (9), que tienen que arreglárselas solos para pelear esos balonazos, quedando además muy aislados de Farfán (10) y Vargas (6), los volantes externos. Jugando así, el Perú crea poco peligro.

 

Contra Argentina, la charrúa regresó al  4-1-4-1, que me parece que es el que mejor sistema de juego que se acomoda al estilo de los nuestros.

 

Con un sorprendente Advíncula (13) que reemplazó a Revoredo (13)  por el sector derecho, completaron la línea de fondo los regulares y seguros Zambrano (5) Rodríguez (2) este muy rápido para las coberturas y Yotún (19)

 

El cambio de sistema favoreció la elaboración de la jugada. Con un excelente Lobatón (17) como único volante central, que se le pegó a Messi, hasta secarlo, que cuando era superado, lo esperaban los otros volantes y los defensas escalonadamente. Además el jugador del Sporting Cristal se dio tiempo para juntarse con Ramírez (20) por derecha y Cruzado (8) por la izquierda, para elaborar la jugada. Por lo tanto ya no existió el pelotazo sin destino. Al comenzar el segundo tiempo Lobatón al tener tarjeta amarilla y realizar la marca personal, que es propensa al roce, fue reemplazado por Ballón (23), quien cumplió idéntica labor.

 

Con Pizarro en punta (14) que puede dialogar futbolísticamente con esos tres jugadores, como también con los volantes externos Farfán (10) por derecha y esta vez con Carrillo (18) por la izquierda que reemplazó a un Vargas (6) fuera de forma, el Perú pudo desplegar su fútbol.

 

Si a todo esto agregamos el excelente pressing desde la misma salida de los albicelestes que realizaron los nuestros, ordenado por Markarián, que asfixiaron a los dirigidos por Alejandro Sabella, entonces éstos no tuvieron reacción para sacarse de encima esa presión, por lo que nuestros rivales nunca tuvieron el control del juego, se convirtieron en un equipo cuyas líneas estuvieron muy separadas entre sí.

 

Controlado el medio campo por el Perú, los visitantes quedaron cortados en dos, con pocos jugadores creativos en esa mitad de la cancha, pues Mascherano (14) estaba preocupado por sus marcas, Gago (5) no pesó y Messi (10) estuvo muy bien marcado por Lobatón (17) primero y por una marca escalonada después, por lo tanto, no pudieron salir con el balón jugado, teniendo que recurrir al pelotazo, para que se las arreglen Di María (7) Higuaín (9) y Lavezzi (22) en punta, buscando generalmente la espalda de Yotún (19) a veces con éxito.

 

El dominio blanquirrojo fue casi total como lo demuestra el poco trabajo que tuvo el arquero Raúl Fernández, ante las escasas oportunidades del gol creadas por los argentinos, pues salvo el gol y un remate de Higuaín (9) cuando terminaba el partido, el guardián de la selección no pasó peligro.

 

En cambio hay que contabilizar las varias oportunidades de gol del equipo peruano, empezando por el penal perdido por Pizarro (14) comenzado el encuentro, varios cabezazos del mismo jugador, los desbordes realizados por Farfán (10) por el sector derecho y el remate al poste izquierdo del arco defendido por Romero ejecutado por Ramírez (20) en pleno segundo tiempo.

 

La delantera peruana superó ampliamente a una defensa Argentina de jugadores bastantes limitados y endebles para el enfrentamiento mano a mano, donde Campagnaro (13) Fernández (17) Garay (2) y Rojo (3) sucumbieron ante la habilidad de los nuestros.

 

Las siete unidades conseguidas por el Perú hasta el instante parecen escuálidas e injustificadas, ante el juego mostrado por nuestra selección.

 

Ahora tendrá que viajar en Octubre próximo a La Paz -  Bolivia y Asunción del Paraguay, para enfrentar a las selecciones locales, ambas muy necesitadas, pues comparten el último lugar con cuatro puntos.

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)