Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Parece Otro Deporte

blog sud.jpg

Desde hace muchos años, el autor de estos artículos ha insistido que el fútbol que se juega en Sudamérica, se parece cada vez menos al que crearon los ingleses allá por 1863, teoría explicada en numerosos artículos anteriores.

Basta seguir los torneos nacionales e internacionales de clubes de Europa y compararlos con los de Sudamérica, para darse cuenta de lo disímiles que son, tanto en organización, en la parte económica, como en el juego mismo, entre muchas otras razones, con claras diferencias a favor de los del viejo continente, que además cada día que pasa nos sacan más ventaja.

 

Mientras que los europeos son cada vez más competitivos, los de Sudamérica caminan como el cangrejo: para atrás.

 

Para comenzar los dos campeonatos de clubes más importantes organizados por la UEFA, tanto Liga de Campeones como Europa League duran toda la temporada, es decir se juega un torneo por año, por lo que un mismo equipo no puede participar en los dos torneos en un mismo curso. Además los equipos  clasifican a estas dos copas siguiendo coeficientes europeos y sus colocaciones en las distintas ligas de cada país, cosa que los hacen más justos, como escribí en mi artículo de la semana pasada..

 

En los de la CONMEBOL, los campeonatos internacionales de clubes los han dividido por semestres. La Copa Libertadores de América se desarrolla en el primero, mientras que en el segundo se disputa la Copa Sudamericana, con la circunstancia agravante que un mismo equipo puede participar en los dos torneos - cada país escoge como clasifican los equipos - que lleva a la desvalorización de los mismos.

 

Igual sucede con los campeonatos de Liga de cada país.

 

En Europa los países juegan sus tradicionales torneos locales a lo largo de una temporada, que se desarrollan jugando todos contra todos en dos ruedas, con una secuencia lógica para los ascensos y descensos en cada categoría. Los equipos que suman mas puntos a lo largo de toda la temporada resultan campeones y suben de categoría, salvo los de primera división, y los que resultan últimos en los puntajes acumulados de sus respectivos torneos bajan de división.  Sus torneos principales son la Liga  - que la juegan todos contra todos -  y Copa del Rey en el caso de España que los equipos se van eliminando directamente en cada ronda, en partidos de ida y vuelta.

 

En Sudamérica han dividido los torneos por semestres, para jugar los absurdos torneos Apertura y Clausura, aunque ahora en Argentina les han cambiado de nombre, pero siguen siendo los mismos, que tanto daño le han hecho al fútbol de esta parte del continente, primero porque desvalorizan los títulos obtenidos ( dos por año) y segundo porque este sistema de sus torneos locales, a parte de ser injustos, nivelan para abajo, una de las tantas razones de la caída en picada de su fútbol, especialmente del argentino, que hasta la mayoría de sus parcializados periodistas deportivos reconocen, al cual lamentablemente siguen casi todos los países sudamericanos a excepción del de Brasil, que organiza sus torneos como los europeos.

 

Son tan injustos y enredados que los equipos tienen tablas distintas. Los que juegan por el titulo tienen dos tablas, las del Apertura y las del Clausura. Los que juegan por ingresar a las distintas copas sudamericanas tienen otra, que es el puntaje acumulado del año, mientras que los que juegan por no descender de categoría tienen otra, que es también la acumulada. Otra tabla es la que disputan los equipos que descienden por el promedio. Otra es la de los equipos que juegan por ingresar a los Play Off, que se disputan por eliminación directa o las distintas liguillas que un día de estos las jugarán los solteros contra los casados, etcétera y otra gran etcétera.

 

Todas estas tablas de clasificación confunden al aficionado que tiene que graduarse en matemáticas y en ciencias ocultas, cosa que nuestros aficionados están acostumbrados, pues siempre nuestros equipos matemáticamente todavía pueden clasificar.

 

Además cada país se esmera en hacer cada año las más exóticas formas para los ascensos y descensos de categoría, en algunos, como la Argentina se baja de división sobre la base de los promedios, que sus dirigentes los inventaron para salvar de la baja a los equipos grandes de ese país, cosa que no ha sucedido

 

Es tal el fracaso de este sistema que a lo largo de las temporadas que usa estos sistemas, ya bajaron a la segunda división Argentina tres de sus cinco equipos grandes,  Racing de Avellaneda, River Plate y San Lorenzo de Almagro, y en lo que va de la presente temporada, están actualmente en esa zona,  Independiente de Avellaneda, River Plate y el San Lorenzo de Almagro, lo que hace va contra los que pensaron los dirigentes de la AFFA para que sus equipos grandes no corran ese peligro.

 

Son tan descabellados estos sistemas de campeonatos, que en la temporada pasada en la Argentina, que el Tigre estuvo a punto de ser campeón del torneo Clausura y bajar de división al mismo tiempo.

 

En la parte futbolística sucede lo mismo.

 

Como los principales torneos internacionales de clubes de Europa y Sudamérica se desarrollan en forma simultánea, en el primer semestre la Copa Libertadores se tiene que enfrentar al mismo tiempo con la Champions League y la Europa League, mientras que en el segundo la Copa Sudamericana lo hace con la misma Champions y Europa League, que un aficionado imparcial tiende a comparar el juego de las diferentes copas, y francamente el que desarrollan los equipos sudamericanos, dista cada vez más del fútbol que inventaron los ingleses allá por 1863.

 

Como tenemos la suerte de ver y seguir en vivo y en directo los campeonatos de muchas partes del mundo, a través de las diferentes cadenas televisivas, por más que se esfuercen los parcializados "comentaristas" sudamericanos, en especial los argentinos, las diferencias entre uno y otro continente son cada vez más abismales, le duela a quien le duela.

 

Este columnista está seguro amigo televidente, que usted sin pestañar prefiere y sigue los campeonatos y copas europeas.

 

Es por eso que la mayoría de los diarios, medios televisivos y de Internet de hoy, les entregan más espacio a las copas y campeonatos europeos, que a los sudamericanos y nacionales. 

 

Lo peor es que no existe propósito de enmienda. La mayoría de estos "periodistas" no creen lo que dicen, porque "tienen que vender" sus campeonatos. 

 

Pareciera que los equipos sudamericanos practican otro deporte, que se parece al fútbol.

 

Usted amigo lector tiene la palabra. 

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)