Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Al borde de otra eliminación

columna_puiggros_peru_paraguay.jpg
Jugando su peor partido en esta la eliminatoria mundialista, una selección peruana sin brújula y sin fútbol cayó ante una de las selecciones paraguayas más bajas de los últimos tiempos por 1 a 0 en el estadio Defensores del Chaco de Asunción.

Los dirigentes,  paraguayos al ver la poca concurrencia de aficionados que asistían a este partido, desilusionados por la pésima campaña de su selección, tuvieron que liberar las entradas para que el público asistiera para presenciar el juego. Sólo así es estadio casi se llena.. 

Luego de esta décima fecha y luego de los dos partidos disputados por el Perú, donde Sergio Markarián preparó dos distintas selecciones, una sacrificada en el Cuzco para actuar en Bolivia y la otra para jugar en Asunción, y luego de los resultados obtenidos nos preguntamos. ¿De qué sirve hacer un plan en la altura si la otra selección en Paraguay no jugó a nada? Al final la cosecha fue muy pobre un solo punto de los seis en disputa, lo que deja a nuestra selección al borde de la eliminación.

El uruguayo se siente más cómodo planteando los partidos de chico a grande, es decir prefiere que sus equipos se agrupen en defensa para salir rápidamente en contragolpe, para que sus delanteros encuentren los espacios en la defensa rival. Para él, el medio campo del campo de juego es un sector de tránsito rápido. En la mayoría de los partidos nuestra selección ha elaborado muy poco juego. Así logró sus mejores resultados dirigiendo a nuestra selección. El problema nace cuando tiene que tomar la iniciativa, entonces el seleccionado peruano se confunde.

Como muestra basta un botón. 

Cuando cualquiera de sus arqueros de nuestra selección recupera un balón, llámense Raúl Fernández, Diego Penny o José Carballo, nunca lo juega en corto - no como hace el FC Barcelona, donde su portero Víctor Valdés, así esté muy marcado, nunca lo rifa,  siempre lo juega en corto combinando con un compañero, cosa que le ha costado más de un gol - Los nuestros generalmente hacen un rechace largo dividiendo el balón, donde este se vuelve un frontón, pues los defensas contrarios lo esperan de frente, generalmente ganan esa acción y vuelve al campo peruano.

Bolivia en la altura ataca mucho por los extremos para desgastar a sus rivales. Luego en el segundo tiempo los cambia e ingresan jugadores frescos para seguir con esa demolición. 

Entonces Sergio Markarián inteligentemente ordenó que en para ese encuentro el Perú  se arropara atrás, doblando la marca sobre los laterales. William. Chiroque acompañaba a Joel Herrera, por el sector derecho, mientras Juan Cominges lo hacía con Roberto Farfán por el izquierdo. Sus volantes centrales, Edwin Retamozo y Joel Sánchez, bien parados - hacía los relevos cuando los volantes externos perdían su posición - y además acompañados de Juan Carlos Mariño, de gran partido, alimentaron a los delanteros.

Al final el Perú sacó un empate que pareció poco premio para el juego y la preparación previa desplegada. 

Contra Paraguay, ni Jefferso Farfán ni Juan Vargas ( me parece que sigue excedido de peso) acompañaron en la marca a los laterales, por lo tanto nuestra defensa quedó expuesta para enfrentar a los delanteros rivales. Entonces tanto Luis Ramírez como Reinaldo Cruzado tuvieron que retrazarse para ayudar a sus defensores, y se olvidaron de juntarse con sus tres volantes de salida y con Paolo Guerrero, nuevamente irascible, por lo que el equipo se partió en dos.

Si a eso sumamos que Raúl Fernández cuando jugó el balón siempre lo dividió, se completó el panorama. El Perú no tuvo la pelota, y por lo tanto nunca enhebró una jugada.

Ante ese panorama Jefferson Farfán, Claudio Pizarro, Juan Vargas y Paolo Guerrero, quedaron aislados y  muy distantes entre sí. Conclusión nuestra selección jugó todo el partido al pelotazo, y sin crear peligro en el arco defendido por Diego Barreto, para terminar cayendo 1 a 0 sin pena ni gloria.

Disputadas ya 10 fechas de estas eliminatorias mundialistas sudamericanas para Brasil 2014, y quedando siete partidos por jugar a cada selección, salvo la de Colombia que le restan ocho, pues en la última jornada descansó, las selecciones se dividen en tres grupos:

A) Las que están próximas a clasificar: Argentina que marcha primera con 20 puntos, seguida del sorprendente Ecuador con 17 y tercero Colombia, con un partido menos, con 16.
B) Las que posiblemente pelearán por los dos otros cupos que tiene Sudamérica, el cuarto clasifica directamente y el quinto jugará una repesca contra el quinto de Asia, que son Venezuela con 12 puntos y con una diferencia de goles de -1, Uruguay, actualmente en zona de repesca con los mismos 12 puntos pero con una diferencia de goles de -2 y Chile que también tiene el mismo puntaje pero su diferencia de goles es de -4. 
C) Los que han quedado seriamente comprometidos y casi sin opción: Bolivia y Perú tienen ocho puntos, pero los verdes tienen mejor diferencia de goles -2 por -5 de los nuestros. Cierra la tabla Paraguay con 7 unidades y con una diferencia de goles de -10.

Las posibilidades de clasificación de nuestra selección son muy remotas por tres razones. 

La primera de ellas es su bajo nivel de juego, que ayer en Asunción no jugó a nada. En segundo lugar la restan jugar siete partidos, tres de ellos de visitante contra Colombia, Argentina y Venezuela, escenarios siempre difíciles, y cuatro de local contra Chile, Ecuador, Uruguay, posible rivales directos y Bolivia. Como tercera traba la historia nos juega en contra, pues nuestra selección no ha ganado en los últimos 20 partidos jugados como visita por las eliminatorias mundialistas, con 2 empates y 18 derrotas. El último encuentro que se ganó fue a Uruguay en Montevideo por 1 a 3 para el mundial de Alemania 2006.

Una acotación final. 

Quien diga que las eliminatorias mundialistas sudamericanas son las más difíciles del mundo no sabe lo que dice o simplemente quiere vender humo. 

Primero basta comparar cuatro encuentros eliminatorios jugados el día de ayer para darnos cuenta. Bolivia 4 - 1 Uruguay y Paraguay 1 - 0 Perú, dos de los partidos más malos que he visto y miren que si he visto muchos partidos de fútbol, contra Alemania 4 - 4 Suecia y España 1 - 1 Francia, dos partidazos.

En segundo lugar hay que mirar la tabla de posiciones de Sudamérica donde a falta de casi una rueda, hay tres equipos disparados y casi clasificados y tres equipos casi eliminados. Lo peor es que el fútbol de esta parte del continente se ha nivelado, pero para abajo.

Así están las cosas. 

Por Luis Puiggrós Planas

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)