Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Otra Eliminación Previsible

columna_final_s20_puiggros.jpgOtra selección peruana, esta vez la S20, ha sido eliminada nuevamente de otro torneo internacional, esta vez el Campeonato Sudamericano de la Categoría que se llevó a cabo en la Argentina en este verano 2013.

Aunque esta vez hubo alguna mejora en su juego debido principalmente a una entrega total de sus jugadores y de algunas actuaciones individuales, producto de una materia prima que sí existe en el Perú, que no es trabajada por una exasperante ineptitud de la mayoría de nuestros dirigentes, que siguen sin darse cuenta QUE SI NO SE CAPACITA A LOS ENTRENADORES EN LOS CENTROS DE ALTO RENDIMIENTO, PARA QUE FORMEN INTEGRALMANTE DESDE PEQUEÑOS A NUESTROS DEPORTISTAS, NO SE PODRÁ DESARROLLAR NUESTRO DEPORTE EN GENERAL, me parece oportuno repetir mi artículo escrito para este portal el 22 de Marzo del 2011, titulado "otro Fracaso Más Sí Importa", luego de otra eliminación de la S17 en el Sudamericano del 2011, cuyo fondo de ese mismo artículo vengo repitiendo desde 1990.

Dice textual:   

"Luego de la enésima eliminación peruana de algún torneo sudamericano de fútbol, tanto para las Eliminatorias Mundialistas, de la Copa América, de la Copa Libertadores de América, Sudamericana o de los torneos de menores como S20 o S17, que son  clasificatorios para los mundiales de fútbol de sus respectivas categorías - con excepción de la S17 en 2007- el entorno futbolístico peruano mira para el lado, sin aportar absolutamente nada para revertir la situación.

Hoy día la preocupación de la prensa se centra en las inconductas de Manco o Farfán, manipulando por su perdón, con el deleznable argumento que la SELECCION LOS NECESITA, olvidándose de los valores y principios.

Si José Guillermo Del Solar debe ser despedido de Universitario de Deportes, o cómo deberá formar la selección dirigida por Sergio Markarián para afrontar la próxima Copa América y las Eliminatorias Mundialistas para Brasil 2014, y tantas cosas anecdóticas que no tienen relevancia alguna, pero cualquier polémica que puedan crear, les servirá para vender más programas de televisión o más ejemplares periodísticos. Pero siguen ausentes los aportes reales de este entorno para que se produzca el gran cambio que necesita nuestro fútbol.

A falta de jugar un partido contra Uruguay, la S17 peruana ya ha sido eliminada de la primera fase del torneo sudamericano que actualmente se juega en Ecuador. Hasta el momento su actuación señala dos partidos perdidos, los dos por 4 a 2, contra Argentina y Bolivia, y un empate a uno contra el dueño de casa.

A falta de una fecha, Ecuador comanda la tabla de posiciones de su grupo con siete puntos, seguido de Argentina y Uruguay con seis, los tres ya clasificados, mientras que Bolivia y Perú ya eliminados, tienen tres y una unidad respectivamente. 

Otro fracaso más, que para el autor de estos artículos, SI LE IMPORTA.

El 21 de Junio del 2005 este analista escribió un artículo bajo el título "Entre el Proyecto Benezet y el de Picerni" que quiero compartir íntegramente con ustedes, pues ha han pasado seis años, pero es como si lo escribiera hoy día, cosa que pareciera no importarle a nadie.

Dice textual:    

"En este mismo portal, encontrarán una entrevista que los integrantes de Perú.Com me hicieron, además se incluye en un lugar del mismo portal, uno de los dos proyectos de reestructuración de nuestro fútbol presentado por este analista a la FPF ( el del 2002) y que tantas veces ustedes, amables lectores, me han solicitado que lo publique.

En el artículo de hoy (estos artículos aparecen todos los Martes en este portal desde el 17 de Octubre de 1999), me pareció oportuno hacer una comparación entre los proyectos presentados por Benezet, el especialista francés de la FIFA en desarrollo del fútbol en los países del tercer mundo, a los cuales le agrego parte de los míos, y el de Picerni, el actual Jefe de la Unidad Técnica del Perú. 

Creo que las diferencias son abismales.

La casi segura eliminación de nuestra selección camino al mundial Alemania 2006 hace que nuevamente se repita lo comentado cada vez que una selección peruana no clasifica para la máxima justa del fútbol mundial, sin entregar ninguna solución de fondo.

La informalidad, la improvisación, la falta de liderazgo, en resumen, la falta de profesionalismo de la mayoría de los integrantes del mundo futbolístico en el Perú, llámense dirigentes, periodistas, jugadores y entrenadores nos han ubicado en los últimos puestos de Sudamérica. Basta preguntar a cualquiera de ellos qué es la Dirección Técnica Nacional ( el ente técnico y autónomo de una Federación  para el desarrollo a largo plazo del fútbol de un país), y el 99%, por ser generosos, no lo sabe.

Siempre se recurre a la manida frase que la solución para el desarrollo de nuestro fútbol pasa por dedicar nuestros esfuerzos a mejorar las divisiones menores en el Perú, pero hay pocos aportes de "como se debe hacerlo".

Sin duda el Alianza Lima es el club que mejor trabaja en las divisiones menores en nuestro país. Si repasamos las últimas actuaciones de nuestros seleccionados menores, tendremos entonces motivos de sobra para preocuparnos. La última selección S23 que participo en el sudamericano de la categoría contaba con 13 jugadores salidos de las canteras íntimas. La S20 contaba con 10 jugadores y la S17 con 7. Las tres selecciones fueron eliminadas sin pena ni gloria, índice claro que algo anda mal.

El que suscribe este artículo ha aportado dos proyectos a fondo, uno en 1990 y el otro en el 2002 en los cuales se entregan las soluciones integrales ( no sólo la mejora del fútbol de menores)  para el desarrollo de nuestro fútbol a largo plazo, que duermen el sueño de los justos, porque nadie del medio fue capaz siquiera de leerlo o discutirlo. 

A mediados del 2002, el Señor Manuel Burga, elegido presidente de la FPF, nos llamó para que le asesore en los temas de menores, haciendo hincapié que quería desarrollar una Unidad Técnica (organismo de menor jerarquía que una Dirección Técnica Nacional). Gracias a su amistad, contactó con el Agregado Cultural de la Embajada francesa en Lima, el Señor Patrick Flot, que curiosamente era amigo personal del Señor Champagne, el tercer hombre en importancia de la FIFA. 

Por intermedio de esta embajada se trajo a Jean Michel Benezet, especialista de la FIFA en temas de desarrollo futbolístico, para que haga un inventario de nuestro fútbol. En una semana hizo el diagnóstico respectivo coincidiendo con mis dos proyectos presentados a la FPF.

Cuando todo discurría para que el francés desarrollara su plan de trabajo, repentinamente la FPF cambió de rumbo y presentó al equipo liderado por Picerni, para que dirigiera la Unidad Técnica de Menores, dando un giro de 180 grados a la propuesta original, que como verán más adelante, era un proyecto de mucho mayor envergadura. Por lo que obviamente me alejé de la FPF.

Proyecto de Benezet

Crear la Dirección Técnica Nacional, que es el ente técnico y autónomo de la federación, que trabaje con un plan de desarrollo de nuestro fútbol para los próximos 20 años, que estará integrado por los entrenadores formados y capacitados, árbitros y dirigentes, que se encargará del desarrollo integral de nuestro fútbol.

Entre sus tareas tendrá la organización de los campeonatos locales, la calendarización total de nuestro fútbol a nivel nacional e internacional, manejar la Unidad Técnica nombrando a los entrenadores de las distintas selecciones nacionales y unificando su trabajo. Manejar la Escuela de Entrenadores capacitando a formadores de entrenadores en el extranjero, para esto el francés ofreció enviar a tres entrenadores peruanos por año a la DTN de Francia por los próximos 10 años, y Crear la Escuela de Formación para el Alto Rendimiento, para buscar talentos futbolísticos en todo el Perú, entre muchas otras cosas, como refiere en su informe presentado a la FPF.

Para desarrollar esta escuela propuso que los niños a partir de los siete años tuvieran cada año campeonatos nacionales de fútbol 7. Porqué 7 y no 11. Porque a esa edad se está formando al niño y tiene que tener contacto con el balón la mayor cantidad de tiempo. Para esto se divide en dos un campo de fútbol, colocando los arcos de manera transversal. En una misma cancha se estarán formando 40 niños, los siete titulares más 3 reservas por cuatro equipos.

A las cuatro Videnas existentes se le agregan tres más, una en Iquitos, otra en Trujillo y la otra en Arequipa y en cada una de ellas las dirigirán los profesores YA CAPACITADOS, para que éstos a su vez  formen a los nuevos maestros. Los mejores talentos de los campeonatos nacionales irán a formarse integralmente a su respectiva Videna, primero como buenas personas a través de la educación y disciplina. Luego se les inculcará la mentalidad ganadora, Tercero se les alimentará adecuadamente para buscar el biotipo ideal y con condiciones para jugar al fútbol. Finalmente se les enseñarán los fundamentos futbolísticos.

En esta etapa hasta los 18 años tendrá prioridad la formación integral, no la competencia, para cuando lleguen al fútbol profesional dominen todos los fundamentos y sean buenas personas. 

Para completar este proyecto, este analista le agregaba dos nuevas ideas. La primera, una nueva forma para la elección del Directorio, que contaría con UNA SOLA REELECCIÓN, ampliando la base de los electores, que serían 32 del fútbol profesional unidos en una sola Asociación, 16 en primera y 16 en segunda los cuales tendrían un voto por club. Se le sumarían los 25 votos por cada Federación Departamental y un voto de la Asociación de Arbitros y otro de la Dirección Técnica Nacional, alcanzando los 59 votos.

La segunda, fortalecer a los clubes profesionales creando mecanismos que hagan responsables a sus directores. Podrían ser Sociedades Anónimas o que una empresa de capitales privados salga a la bolsa vendiendo sus acciones a través de ella, gerenciando el club por un tiempo determinado sin que pierda su identidad, caso el Colo Colo de Chile, que acaba de terminar la fase de compra de acciones de la Compañía Blanco y Negro S.A. (empresa que gerenciará el club albo por los próximos 30 años, sin que el Colo Colo pierda su identidad) con pleno éxito.

Proyecto Picerni

Se basa exclusivamente en masificar el fútbol infantil en las edades de 6 a 12 años a través el fútbol siete a nivel nacional, creando las categorías S8, S10, y S12, haciendo competencias en forma continua y ordenada. Creemos que se equivoca, pues lo primordial a esta edad es FORMAR, NO COMPETIR".

Los resultados están a la vista.

Les entrega las responsabilidades a los gobiernos regionales, las municipalidades y a las ligas provinciales y hasta el IPD y no a la FPF que es el único ente rector de nuestro fútbol y a nuestro juicio responsable de esta tarea junto a los clubes, profesionales como amateurs, pero que los niños a formar tengan ENTRENADORES CAPACITADOS. No indica en su estudio como se capacitará a los formadores de entrenadores ( LO MAS IMPORTANTE DE TODOS LOS PROTECTOS DE MENORES), dice que lo harán los gobiernos regionales,  las municipalidades y ligas en el Perú. Nos preguntamos ¿ Estarán aptos los entrenadores peruanos para esta tarea? Mi respuesta es rotunda: NO. Julio García hizo una gran campaña con los menores del Alianza Lima. Dirigió a la S20 y fue un fracaso, porque casi todos nuestros entrenadores NO ESTAN CAPACITADOS ni para formar niños ni para dirigir a los mayores. 

Recordemos que en Octubre de este año en Santa Cruz de la Sierra se llevará a cabo el segundo campeonato Sudamericano S15, el primero lo organizó y lo ganó el Paraguay como S16 el año pasado, y nada se sabe de la preparación de nuestra selección para ese torneo. ¿ Será que el grupo encabezado por Picerni sólo maneja la selección para el Mundial S17 que organiza el Perú y que comienza en Septiembre?

Como verán, las diferencias entre ambos proyectos son abismales.

Han pasado ocho años desde que comenzó el proyecto Picerni y los resultados ya deberían comenzar a verse, pero estos no han llegado, pues desde entonces, cada actuación peruana en los torneos sudamericanos de menores, llámense S20, S17, y S15  han sido un fracaso, tanto en los resultados y en el fútbol que se practica, pero lo peor es que NO HA CAMBIADO NADA, todo sigue igual, desde el trabajo de los dirigentes hasta el de los periodistas. Nuestro fútbol sigue igual, se juega al rimo de la carreta, y lo peor es que todo su entorno se quedó en los años ochenta".

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)