Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Una lección de vida

abidal_columna_puiggrosd.jpgEl Sábado pasado Eric Abidal reapareció jugando por el FC Barcelona frente al Mallorca en el Camp Nou, en un partido correspondiente a la Liga española, que se saldó con la victoria blaugrana por 5 a 0.

La noticia no sería relevante, si no es porque el defensor francés, al volver a pisar un terreno de fútbol de manera oficial, entregó una bella lección de vida y esfuerzo personal, al vencer un cáncer al hígado, incluido un transplante, que le hizo reaparecer en una cancha de fútbol, luego de 402 días de realizado, cuando pocos creían en una recuperación inédita en un deportista del alto rendimiento.

Su reaparición se produjo a los 25 minutos del segundo tiempo del encuentro arriba mencionado, reemplazando a Gerard Piqué, lo que provocó una ovación pocas veces vista en el Camp Nou, que hizo que el público se pusiera de pié aplaudiendo al jugador, que puso la piel de gallina, no sólo a los asistentes al estadio, si no a todo el mundo, sean hinchas o no culés, que estaban viendo por televisión el partido. Fue algo verdaderamente emocionante.   

La historia de Eric Abidal comienza cuando el 11 de Setiembre de 1979 nace en Lyon Francia.

Debuta en el profesionalismo defendiendo la camiseta del AS Mónaco en las temporadas 2000/ 2001 y 2001/2002, consiguiendo una Supercopa de Francia. 

Luego es contratado por el Lille OSC, también  de la primera división de la Liga Francesa, donde juega los dos siguientes cursos.

A principios de la nueva temporada pasa a ser transferido al club de su ciudad natal el Olympique de Lyon, logrando con ese club tres Ligas francesas en forma consecutiva, en los años 2005, 2006 y 2007.

Finalmente es fichado por el club FC Barcelona, cuyos colores defiende desde la temporada 2007/2008, hasta la actual.

En el club azulgrana, coincidiendo con el mejor FC Barcelona de la historia, y si me apuran un poco el mejor equipo de fútbol que yo haya visto en mi vida, logra numerosos títulos. 

Tres Ligas Españolas (2009-2010 y 2011), tres Supercopas Españolas (2009, 2010 y 2011) y dos Copas del Rey (2009 y 2012), además internacionalmente consigue dos Liga de Campeones (2009 y 2011), dos Supercopas de Europa ( 2009 y 2011) y dos Mundiales de Club ( 2009 y 2011)

Ha defendido a la selección de Francia en 66 partidos internacionales. Debutó el 18 de Agosto del 2004 contra Bosnia Herzegovina, igualando a un gol.  Con su selección se consagra subcampeón mundial en Alemania 2006, donde los galos perdieron la final contra Italia en definición a penales, luego de sufrir la famosa expulsión de Zinedine Zidane, al agredir con un cabezazo a Marco Materazzi.

La vida le sonreía. 

Pero el 15 de Marzo del 2011 el FC Barcelona comunica que al francés se le había detectado un tumor en el hígado.

A partir de entonces, en cada partido que el FC Barcelona jugaba de local en su estadio, a los 22 minutos de cada encuentro - el mismo número que utiliza en su camiseta - el público del Camp Nou se paraba y le ofrecía una estruendosa ovación que duraba un minuto. 

Recibe un tratamiento adecuado y vuelve a las canchas el 3 de Mayo del mismo año para jugar unos minutos - ingresa en los descuentos reemplazando a Carles Puyol - en el partido de vuelta disputado en el Camp Nou por las semifinales de la Liga de Campeones contra el Real Madrid, que termina igualado a uno,  que le da la clasificación a la final, pues en el partido de ida los culés había derrotado a los merengues en el Santiago Bernabéu por 0 a 2.

Veinticinco días después, el 28 de Mayo, ingresa también al final del juego, en la final de la Liga de Campeones que consagra por cuarta vez a los azulgranas como campeones de este torneo, al derrotar en el mismísimo Wembley al Manchester United por 3 a 1,  donde sus compañeros le tenían reservada una sorpresa.

Cuando sus jugadores van subiendo por la escalera para recibir la Copa, se trama la sorpresa. El último que llega a recibir las medallas es su capitán Carles Puyol, y en un gesto que le honra, le entrega la cinta a Eric Abidal para que levante la Copa por ganar la Liga de Campeones, como reconocimiento a su lucha personal para vencer a tan terrible enfermedad, cosa que el francés realiza.

Pero la vida le tenía reservada otra mala noticia. 

El 15 de Marzo de 2012, justo un año después de que se le detectara el tumor, el FC Barcelona informa que Eric Abidal será sometido a un transplante de riñón, operación que se realizó con éxito el 10 de Abril del mismo año, operación que duró 14 horas.

El resto es historia conocida.

El FC Barcelona confirma una vez más el porqué es más que un club, como dice su lema, pues no sólo forma jugadores desde La Masía, si no que cuida los mínimos detalles de los que componen esta familia, y muestra al mundo sus valores y principios.

Primero con el caso descrito en este artículo con el jugador francés, al cual lo siguió apoyando  desde el principio de su enfermedad hasta la curación de la misma, como también lo ha hecho con su entrenador Tito Vilanova, aquejado de otro cáncer, al que le entregó todas las facilidades para que siguiera el tratamiento adecuado, esperando pacientemente su recuperación,  colocando como entrenador del primer equipos a su asistente Jordi Roura, hasta que Vilanova se recuperara, prefiriendo a la persona sobre algún resultado futbolístico. 

Cualquier otro club hubiera contratado a otro entrenador.

Esa es una de las principales cualidades del FC Barcelona, que por sobre todo están los valores y principios.

Feliz regreso a las canchas y a la vida Eric Abidal.  

Por Luis Puiggrós Planas  

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)