Blogs

« volver

La Columna de Luis Puiggrós

Cuesta abajo en la rodada II

argentina.jpg
Desde la ley Bosman en 1995, el fútbol se globalizó de tal forma, que la mayoría de equipos pueden contar con jugadores de todas partes del mudo, algunos como los que provienen de los países de la Comunidad Europea, no ocupan plaza de extranjeros, cosa que también han favorecido a los sudamericanos, muchos con raíces europeas, especialmente españolas e italianas.

Desde entonces he sido majadero en resaltar la decadencia del fútbol argentino, manifestada en varios artículos - a pesar de la invasión intelectual Argentina en toda Sudamérica que distorsiona la realidad - reflejada en el fútbol que practica, y por lógica consecuencia, acompañada de malos resultados.

Recordemos que su selección no pasa los cuartos de final en los mundiales de fútbol desde Italia 90, no gana la Copa América desde Ecuador 93, que la mayoría de sus equipos no pasan de los cuartos de final de las dos copas de la Conmebol, sean estas Libertadores y Sudamericana, y que ahora se agregan sus malos resultados en sus selecciones menores. 

La S23 fue eliminada del pre olímpico de Londres 2012, por lo tanto no asistió a esos Juegos Olímpicos. La S20 ni siquiera clasificó al hexagonal final del Sudamericano de la categoría disputado en Enero de este año en las ciudades de San Juan y Mendoza. 

Sólo su S17, a pesar de su bajo rendimiento, que se extiende a todos los torneos sudamericanos, tanto locales como extranjeros, tanto de equipos como de selecciones, clasificó al mundial, apoyado porque nuevamente fue local en ese certamen.

Tal mediocridad alcanza a su selección mayor, que fracasó estrepitosamente en la Copa América 2011, que pese a jugarla de local - curiosamente los tres últimos torneos sudamericanos de selecciones, tanto de mayores, S20 y S17, se disputaron en tierras gauchas- volvió el trauma albiceleste: EL SINDROME DE LOS CUARTOS DE FINAL, pues su selección fue eliminada en esa instancia por Uruguay, que a la postre resultó el campeón.

Para colmo tuvimos la oportunidad de seguir por televisión el promocionado clásico de su fútbol entre el Boca Juniors y el River Plate, que se jugó el Domingo pasado en La Bombonera y que terminó igualado a un gol. 

Fue otra demostración de lo mal que se está jugando al fútbol en ese país desde hace más de una década. No se juega, se lucha, se pelea, y se corre. Pareciera que lo único que se piensa es en destruir, sin intentar jugarlo. 

Con dos entrenadores como Carlos Bianchi y Ramón Díaz de mucha fama en su país, pero que fracasaron ruidosamente en sus experiencias europeas, ya que ambos están atrasados con respecto al fútbol que se juega hoy en día. 

Si a eso agregamos el pésimo comportamiento del público, que a veces llega a ser salvaje, apoyados en un pésimo arbitraje, que debió terminar el partido apenas comenzaron las bengalas y las bombas de estruendo, donde sus "laureados periodistas" se preocupan sólo de vender, sólo les interesa la polémica y el escándalo, para tapar sus escasos conocimientos futbolísticos, enfrascándose en tediosos y disparatados comentarios, en programas con 10 panelistas, donde todos hablan a la vez, pero que ninguno analiza el juego.

Estos panelistas le dedicaron casi todos los programas posteriores al clásico, a los gestos que realizó y conferencia de prensa posterior al partido, de Ramón Díaz,  sin hablar  ni analizar de lo que realmente interesa que es el FUTBOL

Para la mayoría de sus periodistas que se la pasan llorando que las grúas europeas se llevan a sus jugadores desde muy pequeños, desmantelando su fútbol, sin querer ver su actual realidad, les quiero hacer una pregunta.

¿Cuáles son las cuatro mejores ligas europeas?

La respuesta es obvia: La alemana, la española, la inglesa e italiana.

Ahora veamos cuales son los equipos campeones de esta temporada de las ligas de estos cuatro países, tres de ellos ya consagrados.

El FC Bayern Munich, el FC Barcelona ( casi lo está), el Manchester United y la Juventus respectivamente.

Sigamos analizando.

Cuantos jugadores sudamericanos, especialmente argentinos, integran las plantillas de estos equipos, que cuentan con más de 25 jugadores cada una.

El FC Bayern Munich tiene cuatro extranjeros: Los brasileños Dante, Rafinha y Luiz Gustavo, y el peruano Claudio Pizarro. Ningún jugador argentino.

El FC Barcelona cuenta con cinco jugadores extranjeros: Los brasileños Dani Alves y Adriano, los argentinos Javier Mascherano y Lionel Messi, y el chileno Alexis Sánchez.

El Manchester United tiene a sólo tres jugadores latinoamericanos. El brasileño Anderson, e ecuatoriano Luis Antonio Valencia y el mexicano Javier Hernández. Ningún argentino

La Juventus de Italia cuenta también con tres. Los chilenos Mauricio Isla y Arturo Vidal, el mejor jugador y goleador del equipo, a pesar de ser volante, y el uruguayo Martín Cáceres. Ningún argentino.

Si a esto agregamos al Bv Borussia 09 Dortmund, que en su actual plantel sólo tiene al brasileño Felipe Santana como único sudamericano, finalista junto al Bayern Munich de la Champions League, que en cuya final no habrá ningún jugador argentino, se completa el panorama.

Sobre más de 125 jugadores que suman estos cinco planteles, sólo están dos jugadores argentinos, ambos en el FC Barcelona: Javier Mascherano y Lionel Messi, aunque el rosarino fue futbolísticamente formado en la cantera de La Masía.

Lo que habla claramente de la decadencia del fútbol de aquel país. Aunque la invasión intelectual argentina en Sudamérica nos quiera demostrar lo contrario, EL FUTBOL ARGENTINO ESTA DESDE HACE TIEMPO, CUESTA ABAJO EN LA RODADA.  

Por Luis Puiggrós Planas

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)