Blogs

« volver

Zéfiro

Amores platónicos, amores imposibles

Image40.jpg

Hemos escuchado desde pequeños decir en conversaciones de mayores, películas y dentro del entorno: "Fulano (a) tiene una amor platónico", "Tal persona vive un amor imposible", etc y suelen ser esas historias trágicas, dramáticas y grises que demuestran el lado más duro y desagradable que podría mostrar el amor y desamor.


Sin embargo, como siempre repito en este blog, amar es una aprendizaje y un conjunto de convicciones que deben llevar a las personas hacia la paz interior, equilibrio y dicha. Por ello, desde Zéfiro veamos qué hay detrás de los llamados amores platónicos e imposibles.

¿QUÉ HAY DETRÁS DE UN AMOR PLATÓNICO E IMPOSIBLE?

1.- Baja autoestima afectiva y miedo al rechazo: En muchas relaciones platónicas existe la idealización de la persona. Quien se siente atraído, ilusionado, enamorado o conectado con una persona en particular que por ejemplo no lo (la) conoce tanto emocionalmente y solo se enganchó porque le atrae mucho o porque tiene un ideal de persona en la cabeza puede ingresar a lo que se le llama "un amor platónico e imposible".
Por ejemplo, le ha ocurrido a muchas secretarias con sus jefes porque algunos porcentajes de ellas pasan más tiempo en el trabajo que en casa y no poseen vida social estable, conocen poca gente y no se retroalimentan de otras relaciones humanas para sentirse mejor con ellas mismas; entonces su jefe viene a reemplazar esa idea de tipo perfecto que buscan y en el fondo no son capaces de ver (por baja autoestima) que se cierran y se obsesionan con alguien que de pronto ni las mira, que tiene pareja o qué simplemente las ven como buenas trabajadoras con afecto. Por tanto, elige sufrir porque viven de la "Contemplación" y se desviven por atender al jefe.

Ello también ocurre en otros escenarios y con otras personas: centros de estudios, vecinos del barrio, entorno, etc  y en terribles casos, aquellos afectados por un amor platónico eligen vivir deprimidos y melancólicos por años y hasta décadas porque se cierran y pueden albergar esperanzas absurdas hasta si recibieron un saludo educado o sonrisa de la persona que dicen amar y tal vez solo significa una obsesión. 

2.- Complejos: Detrás de muchos amores platónicos también está la necesidad de cubrir una carencia. Por ejemplo, algunas personas que no se sienten muy agraciados (as) físicamente o reniegan de su raza, etc se ponen un ideal físico de pareja y dicen: si no es así no quiero nada y cuando se topan con una persona que encaja en su molde, dicen sentirse enamorados, perdidos, etc  y algunos se atreven a luchar por conseguir el corazón de aquella persona y otros jamás se atreven porque su temor a no ser elegidos los aplasta, pero en ambos, la idea fija de que aquella persona es la indicada puede permanecer mucho tiempo. Sin embargo, resulta curioso como cuando ven perdida toda posibilidad, siempre encuentran otra persona del mismo tipo físico que les atrae y brota la nueva obsesión.

Como vemos, aquel complejo de sentirse desagradable es el motor que los impulsa a probarse a sí mismos que pueden resultar atractivos para los más bellos. Y el amor no se basa en ello, se basa en la admiración de los valores, de la generosidad, de la empatía, de la palabra y de la presencia, y está totalmente lejano de la necesidad de probarse a sí mismo el hecho de ser aceptado por un complejo.

3.- Miedo a decidir por miedo a ser juzgado: En este rubro encontramos a personas que tienen pareja y son infelices con ella, pero no se atreven a terminar la relación por miedo a la soledad, por el qué dirán, por convicciones religiosas, etc y en todas ellas existe algo en común: han decidido vivir sin amar por sacrificio y al ser rotundamente infelices, es lógico que sus mentes y corazones ávidos de un amor real puedan fijarse en alguien que si llena sus expectativas, sin que eso signifique que se concretará o harían algo para lograrlo por la imposición que llevan por dentro y los llena de ansiedad.

Los pensamientos comparativos, el miedo a ser juzgado y los estereotipos instalados en la mente vuelven a miles de personas infelices en prisioneras de su propio destino asumido. Esto ocurre mucho por ejemplo con damas maltratadas física y emocionalmente por su pareja que se mueren de miedo de cortar una relación insana por dependencia o por temor a ser dañadas, pero en secreto han conocido a otras personas y consideran que es un amor real porque su necesidad de afecto así se los hace ver.

4.- Presión de grupo, convicciones equivocadas: Millones de personas en el mundo que buscan desesperadamente alguien a quien amar han optado por anotarse en salas de chat para parejas. Mantienen contacto virtual con personas de todas las esferas del mundo, con la férrea esperanza de hallar ese amor ideal que desean. Sin embargo, resulta curioso como muchas pasan de desencanto en desencanto porque encuentran que no se concreta nada en particular con alguien y cuando se sienten enganchados, algo ocurre y la otra persona deja de mostrar interés. Luego de poco tiempo, vuelven al intento y resulta increíble como manifiestan sentirse "enamorados" de alguien que apenas conocen.

Si meditan, lo único real aquí de estas relaciones platónicas es que miles de ellas se rigen por el EGO porque el desencanto llega cuando sienten que han sido rechazados (as) y van acumulando frustración absurda, pero en realidad no han conocido bien a quien dicen amar, ni lo (la) admiran, pero su ego les hace sentir un dolor indescriptible porque han golpeado el autoestima y sienten que nadie los puede amar.

5.- El mal concepto de "alma gemela". Gracias  las películas e idealizaciones en medios de comunicación, millones de personas creen que existe una sola alma gemela para cada ser y bueno, déjenme abrirles los ojitos Zeferinos. Esta idea es incorrecta por lo siguiente ¿si eres un hombre de fe crees que el creador colocaría a la persona que puede ser alguien especial para ti tan lejos de tu alcance, como a miles de kilómetros o solo podría ser una en especial? . Lógicamente que No. Por tanto un alma gemela es aquella con la que puedes tener empatía en valores, no necesariamente gustos iguales como todos creen porque sino la relación sería aburrida, ya que no existiría temática para intercambiar.
Si te pones de ideal que tu alma gemela debe ser así (mil requisitos indispensables), sin duda que te concentrarás solo en alguien que creas los tenga y eliges sufrir porque dejas de mirar corazones, almas y darte cuenta que el amor fluye en libertad, en bondad, en respeto y admiración y si vives desesperado (a) porque alguien te ame, tu ser lo denota, todo tu cuerpo lo comunica y solo generas como una especie de halo que hace salir corriendo a quien te conoce.

Sin embargo, si vives en paz, feliz con tu vida y disfrutando de cada cosa que haces, ofrendando la actividades, amando a tus afectos y quienes te rodean al compartir, inspirarás amor donde pises y podrás tener la oportunidad de hallar alguien especial para compartir un amor sano y con buenas perspectivas.
Tampoco resulta saludable que inicies una relación con como dice el dicho "lo que queda". Es decir, miles de personas aceptan entablar una relación de pareja por no estar solos con alguien que no aman, mientras tanto ( a ver qué pasa) y le hacen mucho daño porque la otra persona se proyecta, se ilusiona mucho y el día menos pensado se corta la relación sí que esta comprenda en qué falló.

Quien decide mantener un apego por un llamado "amor platónico" y no logra salir de ella al extremo de que paraliza su vida afectiva, sueños y proceso de sociabilización no tiene mala suerte ni está condenado por un fatal destino, realmente está asumiendo sufrir por necedad, por incapacidad de salir adelante y ver la vida con mayor inteligencia, dignidad y criterio. Y en miles de casos suele ser necesario la búsqueda de ayuda profesional para darse cuenta de que el amor real no puede ni debe ser platónico ni asumido con eterno dolor porque el creerlo es masoquismo.

Es penoso como cada vez con mayor frecuencia las parejas se rompen por mala comunicación, por descubrir que los valores son tan distantes y por ego. Y es que el amar es un aprendizaje y se requiere de humildad, honestidad y voluntad, así como respeto para ver crecer un sentimiento tan bello, pero muchos lo descubren tarde, cuando el sentimiento se ha extinguido y la personalidad cada vez es más inestable.

Ojito ojito gente con ese feng shui en casita  y sus ambientes porque cada espacio posee energía y si tu casita está llena de reguero, cosas viejas, sucias y mal armonizada, sin duda que todo tu ser será  casi invisible y es posible que ni noten que existes al pasar. Y si es todo lo contrario y vives en paz, en orden y saludable, verás cómo llegan las opciones de amor a tu vida de modo natural y depende de ti socializar sin presiones, sin angustias, de modo inteligente y maduro para tu mayor bien.

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)