Blogs

« volver

Zéfiro

Formas de vencer los pensamientos comparativos


Imagen3.jpg
Una de las formas más seguras de caer en ansiedad, depresión y desaliento es darle poder a los pensamientos comparativos que ingresan a la mente de millones de personas que son débiles emocionalmente o poco entrenados, así como inmaduros al respecto. Todos los seres humanos experimentan alguna o muchas veces la llegada de este tipo de pensamientos. Por ello, desde Zéfiro veamos como asumirlo, manejarlos y tomar decisiones para mantener la paz y el equilibrio.


Es importante reconocer que los tiempos van cambiando y con ellos las ideas, convicciones y actitudes referentes básicamente a lo que implica ser feliz. Y son los medios de comunicación, ídolos y grupos sociales específicos quienes expones estilos de vida particulares que al ser masificados refuerzan las "nuevas tendencias" sobre algo que debe ser tan auténtico y particular como es ser feliz.

Veamos los tipos de pensamientos comparativos más comunes que invaden en estos tiempos a millones de personas y les cuesta manejar:

- Pensamientos comparativos ligados al estatus: La superficialidad reinante tiene como base al consumismo y en este sentido se suele considerar que para llegar a ser reconocido socialmente se deben adquirir objetos costosos o de marcas específicas, los mismos que permitirán ingresar a ciertos grupos y ser aceptados. Este fenómeno ocurre mucho a jóvenes y adultos. He logrado escuchar testimonios de personas que se consideran fracasadas por no tener determinados objetos o estilos de vida. Y si bien es importante progresar, este tipo de personas vive quejándose de lo que le falta y se atormenta cuando considera que no podrá llegar en mucho tiempo a tener aquel estilo de vida.

Este tipo de pensamientos los hace caer en complejos y estados de ánimo alterados, hasta caer en el impulso de gastar sin control llenándose de deudas que con el tiempo les cuesta afrontar.

- Pensamientos comparativos ligados al perfil profesional: Si bien es importante estudiar y capacitarse, las personas inseguras e inestables emocionalmente se suelen comparar con otros profesionales, consideran que nunca llegarán a determinado cargo o se obsesionan por determinado oficio sin evaluar sus reales talentos. En otros casos, centenares de personas estudian carreras es especializaciones solo por seguir a la mayoría, por moda y en varios casos no aplican en lo absoluto lo estudiado, pero estar acorde con el tema es lo importante en el sistema y por ello, pasa el tiempo y terminan siendo infelices con la labores a las que se dedican.

- Pensamientos comparativos sobre la vida afectiva: Si bien son diversos los más frecuenten suelen ser pensar que no se es merecedor del afecto de una determinada personas porque aquella elegiría una superior a todo nivel, otro bastante frecuentes son considerar que si los demás viven en pareja no es posible pertenecer a un grupo sin tener una y por ella hay tantas personas que terminan involucrándose con alguien que apenas conocen, abundan las relaciones de apego y sin profundidad por carencia de autoestima y autenticidad.

- Pensamientos comparativos sobre la apariencia física: Millones de personas se sienten infelices con su aspecto, es más, intentan tener uno distinto, pero no por salud sino por comparación. Tanta gente se opera el rostro y todo lo que puede por presión de grupo, por pensar que sino hacen tal o equis cambio no se ven bien. Existe una terrible distorsión de la realidad y siempre un motivo nuevo para descalificarse y maltratarse emocionalmente.

- Pensamientos comparativos ligados al poder y liderazgo: La idea de poder nubla cada vez más la mente de millones de personas y los lleva a dedicarse a profesiones que en el fondo no los hace felices, la idea de ser gerentes o empresarios en determinado rubro los agobia, pero olvidan evaluar aquellas actividades que emocionalmente disfrutan y con las cuales podrían servir mejor. Al notar que el manejo de ciertas disciplinas y retos se les complica se comparan con otras personas y sus talentos, cayendo en envidia, estados depresivos de ira o ansiosos.

Los efectos más comunes de este tipo de pensamientos son la irritabilidad, frustración, ira, apatía, desmotivación y por ende la paralización en el crecer, el desequilibrio emocional y la ansiedad que termina llevando a miles a cometer actos impulsivos o tomar decisiones irreflexivas.

El pesimismo y la paralización son la constante en estos tiempos cuando decides compararte, cada día deja de tener sentido y olvidad que el tiempo jamás vuelve para resolver aquello que tenías que resolver en su momento. Por ello darle poder a los pensamientos comparativos es decidir colocar el grillete del fracaso seguro a tu mente y corazón.

¿CÓMO COMBATIR LOS PENSAMIENTOS COMPARATIVOS?

a)Asumiendo con claridad los reales talentos: Cuando se investiga acerca de las habilidades que se poseen, resulta más sencillo reconocer el tipo de actividades que más nos llena y nos desatan constancia. Es importante recordar que no somos iguales y cada quien tiene potenciales particulares para salir adelante.

b)Aceptando con humildad las etapas que se viven y asumiendo que se debe luchar por hacer aquello que brinde paz emocional y crecimiento, sin que por ello tenga que ser igual a los demás: Con ello me refiero a por ejemplo reconocer que es necesario estudiar y trabajar con ahínco para cubrir necesidades primarias y que siendo organizados, constantes y sobre todo honestos consigo mismos podrán acceder a mejoras de vida sin caer en errores que solo los enferman como endeudarse, imitar a los demás en estilos de vida que son más complicado de seguir o relacionarse con personas con quienes en el fondo de pronto no se sienten bien.

c)Reconociéndote como ser único e irrepetible de la creación divina. Por tanto ello implica amarte, valorarte y considerar que cada quien tiene la vida que elije para ser mejor y puede llegar con honestidad, inteligencia y disciplina hacia donde quiera, haciendo realidad sus sueños.

d)Recuerda que si te comparas con alguien o los demás te pierdes, das poder a lo que dicen o hacen los demás y dejas de fluir, dejas de tener paz y la vida es corta para desperdiciar el tiempo y paralizarte o retroceder.

e)Aprendiendo que puedes ser exitoso con aquella o aquellas actividades que te hagan feliz a todo nivel y asumiendo que puedes laborar de modo genuino cuando respetas tu esencia.

f)Sin darle poder en tu mente a los comentarios destructivos o insanos que desde tus progenitores, amigos o equis personas brinden sobre tu esencia y mucho menos creyendo que no sirves para nada. Y es que darle poder a ello desata el miedo e inseguridad que tanto daño hacen a la existencia.

g)Concentrándote con voluntad, pasión y constancia en ver tus proyectos y sueños una realidad. Por tanto, pensar de mala manera será un estorbo, avanzar una necesidad y realidad porque serás inteligente a nivel emocional y la recompensa será única, serás feliz sin tener que compararte con nadie.

h)Respetando y valorando los talentos de tu prójimo sin envidia, con admiración y aprendiendo de gente que realmente vive para ser feliz usando sus talentos con honestidad y valor.

i)Orando con fervor para mantener la fuerza interior, capacidad de decisión y voluntad sin detenerte ni retroceder.

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)