Blogs

« volver

Zéfiro

Pensamientos modernos insanos sobre la felicidad y el uso del tiempo


Imagen7.jpg
Cuando las personas no se cultivan, no buscan aprender, conocer y avanzar en la vida el cerebro se vuelve cómodo, los pensamientos se adhieren a los de la masa, cayendo así en lo que se conoce como alienación perniciosa. Este fenómeno social está generando consecuencias cada vez más penosas que desde Zéfiro te invito a reflexionar.


PENSAMIENTOS MODERNOS INSANOS SOBRE LA FELICIDAD Y USO DEL TIEMPO:

1.- Ganar mucho dinero es necesario para alcanzar estatus: El hombre moderno ha caído en las garras de la denominada cultura light que posee 3 principios básicos.
a) consumismo: Todo debe cambiarse pronto y a más calidad y mejores marcas mejor serás aceptado y realmente serás exitoso.

b) culto al cuerpo y miedo a la decrepitud: Millones de personas poseen pésimos regímenes alimenticios y caen cada vez con más frecuencia en anorexia, bulima, vigorexia y en el fondo no se sienten a gusto consigo mismos, se  autosabotean y temen no ser atractivos, pretenden ser y parecer a quienes son sus ídolos mediáticos. Por otro lado, las estrategias para retardar una sana vejez está volviendo ansioso, irritable y depresivos a tantas personas que jamás están ya contentas con su rostro y a los pocos años de tanta cirugía son irreconocibles.

c) Opend Mind : Mente abierta es sinónimo en estos tiempos de prueba de todo antes de morir porque la existencia es una sola y ello incluye hasta las tendencias sexuales que van dejando en tanta confusión a personas que siguen al grupo, pero han decidido no mirarse, no ser auténticos.
Un jovencito me contaba que había tenido enamorada, pero que las cosas terminaron mal y luego de unas semanas saliendo a la discoteca se le acercó un chico a cortejarlo y él se lo permitió porque es de mente abierta y que si bien jamás había pensado en estar con un chico, probar no era malo.

Noten como este tipo de actitudes nos dejan claro que tanta gente inmadura emocionalmente no sabe a dónde va, no tiene convicciones definidas y caen en terribles depresiones y ansiedad porque no saben vivir y olvidan que necesitan aprender y definir el estilo de vida que desean llevar de modo auténtico.

2.- Estudiar lo que el sistema indica: La gente viene haciendo uso de la inteligencia espacial, matemática, lógica y cuantitativa, pero la emocional, la cognitiva, la perceptiva y la verbo lingüística, que son las esenciales para ser equilibrado se parecen plantas muertas sin cultivo. Por ello es tan triste escuchar a tanta gente joven y adulta sin tema de conversación, con un lenguaje estandarizado, con tonos extraños y modimos de medios que indican pobreza de criterio, vacío cultural y sobre todo emocional.

Al caer en lo que pide el sistema las personas estudian cosas que en el fondo no les apasiona y por ello con los años son mediocres en su profesión. Y siempre diré como docente e investigadora que todos tenemos talentos distintos y sino investigamos sobre aquello que nos hace emocionar caemos en lo que dicen los demás y perdemos la oportunidad de disfrutar de la carrera y de la vida.

3.- Demostrar los sentimientos es una debilidad y es mejor no involucrarse con nada ni con nadie para no perder: La ausencia de claridad en la expresión hablada y escrita es un problema gravísimo que está destruyendo las relaciones humanas por fenómenos como la economía del lenguaje y el culto al ego. Tantas personas hablan más por redes sociales que personalmente y otras carecen de profundidad y son desleales por culto al ego y egoísmo, tantos padres sin esmero y sin creatividad para hablar con sus hijos de temas importantes por incultos emocionales y sobre todo falta de voluntad.

Nadie nació sabiendo y en esta vida las personas más felices son las que investigan cómo vivir mejor y hacen del conocimiento llaves para llegar hacia las puertas que les abrirán la mente y el corazón hacia el crecer por dentro. Cuando la gente se queja de su vida, que es aburrida y no saben qué hacer, caigo en cuenta que no leen, no investigan, no luchan, no planifican y no saben pensar ni valorar cada cosa buena que poseen y miles no tienen.

4.- Insatisfacción profesional porque siempre debe existir un techo más donde llegar: Una frasecita que me cae como cicuta a la mente cuando la escucho brota de los labios de personas superficiales que me dicen cosas como: "En esta chamba siento que ya llegué a mi techo, ya no es para mí, siento que no crezco" y cuando les hago ver que es lógico que en empresas existan topes de puestos y ese pensar tiene que ver con carencia de creatividad. Es decir, existen otras actividades y labores que pueden agendarse ordenadamente para reemplazar la que se posee o combinarla, así como actividades de todo tipo que hacen feliz al cuerpo, mente y alma.

Recuerden que se puede aprender hasta que el creador nos otorgue lucidez y una persona cultivada intelectual y emocionalmente es útil, tiene menos problemas y sabe afrontar la vida de manera original, creativa y firme.

5.- Reconocer un error me vuelve débil y solo hablarían mal de mi: Es tanta la gente que es incapaz de reconocer errores porque no se los enseñaron y día con día relaciones humanas se resquebrajan por siempre. Empezando por progenitores con sus hijos, hijos con padres, amistades y parejas. El mundo moderno mal enseña imponer la razón, el culto al ego y a dar objetos y regalos para acallar la conciencia.
 
Y ante ello considero que hay errores que sino se reconocen a tiempo carecen de sentido y si bien ayudan a limpiar el alma (para quien los comete) y por salud emocional y espiritual es necesario sentir limpieza de corazón, también es importante reconocer que el paso del tiempo tiene sus lecciones y las situaciones cambian para cada quien porque evolucionar y avanzar es parte del camino.

6.- Pertenecer a ciertos grupos es necesario para llegar lejos: Este tipo de estereotipo de actitud hace que gente hipócrita y desleal se junte para rendir culto a la comparación y ausencia de profundidad. Por ello es penoso ver como tantos colegios con enseñanzas light y progenitores cargados de un practicismo ególatra son los responsables de que día a día veamos más niños y jóvenes que no saben pensar, que parecen salidos de un horno y proceden igual en todo, atados a las mismas actividades, aplastando sus talentos y creciendo ignorante en el ser, dar, servir y amar.

Si caminan por la ciudad y solo escuchan charlas de padres, niños, jóvenes  y adultos con una mirada reflexiva notarán que los temas de conversación siempre serán: cuánto cuesta tal cosa, cuando lograrán ir a tal lado, cuando será la próxima fiesta, criticas al prójimo talentoso, frustración y quejas por todo. A ello agreguen ese alto porcentaje de vacío y pésima expresión verbal cargada de modismos, mal uso de tiempos verbales, gestos y expresiones teatrizadas. Todo ello es el panorama de cómo está de vacío y superficial el mundo de hoy, fenómenos que aumenta sin que exista la fuerza necesaria de voluntades para generar un cambio de actitud y pensamiento.
  
7.- Los valores sirven para ciertos lugares y situaciones, pero ojos que no ven, corazón que no siente: El uso de la mentira, deshonestidad, deslealtad, egoísmo, envidia y despotismo son los antivalores que más resaltan en estos tiempos porque el hombre avanza sin fe y cree que la divinidad está pintada y sin embargo se queja de su suerte.

Cuando el hombre pierde la profundidad y el temor de Dios es incapaz de ser limpio de corazón, entonces todo en la vida se le vuelve más complicado, su camino solo es conflicto con todos los que le rodean, noches sin solución a ciertos problemas y luchas sin esmero por hartazgo.

Y si bien un hombre de fe puede sentir que sufre más que el resto porque el mundo parece ensombrecerse, su actitud firme, leal, sano de mente y alma, deseoso de aprender y humilde para mirarse siempre le traerá paz interior, mirada firme y porte seguro. Y siempre notará que cada paso dado no fue en vano y siempre logró lo que merecía con más ayuda de lo que esperaba.

Millones de personas invierten tiempo pensando siempre que son infelices, otros en charlas absurdas para matar el rato porque no saben que hacer con sus días y todo les cansa y pesa. Y olvidan que un hombre feliz es aquel que sueña y construye aquello que sueña con esmero, voluntad y fe, pero no para compararse con nadie, no por presión del grupo sino porque busca hacer uso de sus capacidades para crecer, madurar y aprender en este regalo de vida maravilloso.

Perder el tiempo es decirle a la mente que no tiene nada de bueno, contarle al espíritu que no existen pasiones por las que luchar y arrastrar los días a una existencia monótona, tonta, lenta y sin brillo, aquella que hace pensar con los años que se es un fracasado. Sin embargo el mayor de los fracasos es saber los errores y no decidir a mejorar por apatía, cobardía, necedad y también comodidad.

¿CÓMO VOLVER AL EQUILIBRIO?

1.- Investigando sobre los talentos propios y definiendo propósitos de vida que partan de un aprendizaje consciente para determinar así aquellas actividades que más llenan el espíritu y en las cuales se pueda laborar, servir y compartir.

2.- Decidiendo seleccionar con cuidado las amistades más cercanas por su nivel de valores y reconociendo los grupos nocivos de mala influencia que solo logran desencadenar conflicto, imitar estilos de vida vacíos y pérdida de tiempo.

3.- Educando la forma de pensar. Para ello  se necesita leer, acudir de ser necesario a especialistas y también cultivar la espiritualidad. Recuerda que si solo piensas cosas negativas o temes a todo se debe posiblemente a situaciones traumáticas vividas en la infancia y adolescencia.

4.- Asumiendo valores esenciales con firmeza como la honestidad, justicia, ética, bondad, comprensión, valor y compasión, los cuales así pases por malas experiencias no debes abandonar en momentos de ira o indignación porque al hacerlos saboteas tu esencia y destruyes tu honorabilidad.

5.- Decidir mirarte con humildad y aprender a reconocer errores con pertinencia para enmendarlos aprendiendo de esas fallas. Es preciso además asumir las consecuencias de  esos errores sin lamentarse eternamente porque con ello solo enferma la mente, el cuerpo y el alma.

6.- Decidir aprender a comunicarse mejor de manera oral, escrita y no verbal porque con ello se puede vivir libre de malos entendidos, conflictos y sobre todo se puede crecer personal y profesionalmente. Vale la pena entonces estudiar cursos de redacción, dicción, oratoria y liberación del interior.

7.- Cultivar la oración profunda y reflexiva, asumiendo que la fe es una fuerza poderosa que nos permite vivir conectados con el creador que jamás nos abandona y si caminas con rectitud y bondad, de él y sus ángeles siempre recibirás las mayores gracias, consuelo, oportunidades, premios y protección porque pese al dolor inmerecido o vivas lo que vivas el de arriba jamás falla.

Escribir un comentario

¿Recordar datos personales?
Comentarios (Puede usar etiquetas HTML para el estilo)